Translate

sábado, 23 de marzo de 2013

Genarín


 Esta mal que lo diga un nemonio ateo y descreído, pero siempre me gustó la Semana Santa desde bien pequeño y llegue a participar de ella hasta hace unos cuantos años en que no encontraba ningún sentido a lo que estaba haciendo.
 Así que dejé de ser parte activa para dedicarme a lo que aquí en mi tierra llamamos "matar judíos" , no es que hagamos ninguna limpieza étnica u religiosa, todo lo contrario, "matar judíos " es ponerse tibio a beber limonadas, que es una bebida espirituosa compuesta de vino canela y limón, típica en León por estas fechas. Antes se hacía casera en cada tasca y cada casa cada uno la fabricaba a su manera, añadiendo a la receta algunas frutas mas y algún licor con bastantes grados para que pegara mas. Desde que el ministerio de sanidad prohibió vender bebidas sin etiquetar, el nivel de las borracheras a bajado bastante, y es que queridos amigos , no hay nada como lo artesanal..antes con media docena tenias la "tajada" casi asegurada, ahora cuesta mas. De todas las maneras es una tradición que perdura desde que tengo uso de razón y que por insana me parece genial, como casi todo lo insano. No se entiende la Semana Santa de aquí sin limonada y sin Genarín, el santo mas pagano desde que los romanos fundaron esta ciudad.
  Genarín tiene su historia que data de principios del siglo XX, pellejero de profesión , borracho y putero de afición, tenia especial devoción por el orujo y la noche de jueves santo de 1930 mientras cagaba en uno de los cubos justo detrás de la catedral  (cubos se llaman a las torres cilíndricas salientes de la muralla romana), le atropelló "la bonifacia", el primer camión de la basura que hubo en la capital.
 Sus amigos en homenaje, todas las noches de jueves santo hacían una procesión , y en tercer cubo lugar donde Genarín la palmo, colgaban de un saliente una botella de orujo y una hogaza de pan como ofrenda.
 Se hicieron poemas sobre él, también canciones que se recitaban en un acto de lo mas sacrílego y mundano hasta convertirse en lo que es hoy...un botellón encubierto que aún mantiene parte de su gracia, antes se emborrachaban con orujo y mistela y ahora se bebe de todo. Ademas se ha masificado bastante y a perdido esa parte poética.
 Se le atribuyeron 4 milagros como a todo buen santo que se precie, si queréis saber mas buscarlo en el Google, o daros  una vuelta por esta tierra y vivirlo en propias carnes.
 Otro día os contaré mas cosas, la Semana Santa de aquí  da para mucho, sobre todo si han sido a veces tan intensas como las mías .
  Un abrazo majetes ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada