Translate

lunes, 13 de junio de 2016

Allí estaba

 La felicidad estaba en saltar sobre el charco, en calarse hasta los huesos, en mirar al cielo para que la lluvia te moje la cara, alzando los brazos como si quisieras coger cada gota.
 Estaba en cerrar los ojos y sentir escurrir el agua por tu cuerpo limpiándote el alma a su paso, no importaba nada mas, ni siquiera tener puestos unos zapatos nuevos y un inútil paraguas que solía perder
 Llenando los pulmones de ese aire húmedo que parece que cunde mas, que es mas puro que  el habitual.
 Y volver a casa con una sonrisa que nadie ha provocado salvo tu mismo, solo con la lógica preocupación de la cara de tu madre cuando te viera entrar por la puerta, o a alguna reacción posterior que era lo de menos.
 Creo que si, que allí estaba la felicidad.
 Lo que me cuesta volver a ser aquel, aunque solo sea un momento, sin nunca haber dejado de serlo.